Durante la infancia se fijan los hábitos alimentarios que predeterminan así los problemas de salud en la edad adulta.

El juego es un medio privilegiado para estimular a los niños hacia hábitos y comportamientos saludables.

 

Los Stick-eat son stickers comestibles pensados y creados por nutricionistas como una herramienta de juego educativo con el objetivo de promover hábitos de alimentación saludables dirigido a niños mayores de 1 año con el fin de prevenir la obesidad infantil.

 

 

SI sos profesional de la salud (nutricionista, pediatra, psicólogo, terapeuta, etc.) y querés trabajar o regalarle a tus pacientes nuestros Stick-eat, comunícate con nosotras!

 

hola@stick-eat.com.ar